Venezuela no envió datos sobre lucha contra el VIH a ONUSida

07 de Dic, 2018

La opacidad cubre aún más la realidad de la epidemia de VIH en Venezuela. El informe divulgado por el Programa Conjunto de Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSida), correspondiente al año 2018, destaca que Venezuela fue el único país de América Latina que no proporcionó información sobre los avances en el cumplimiento de las metas 90/90/90 para reducir el número de nuevos casos y evitar que más personas que tengan el virus se agraven.

En el informe, titulado "Conocimiento es poder", que fue presentado el pasado 22 de noviembre, se muestran los porcentajes de avance logrados por los países del mundo en 2017 en cuanto a la ejecución de los objetivos de la estrategia fijada por ONUSida, que pretende alcanzar para 2020 que 90 % de las personas en el mundo conozcan su estado serológico; 90 % de los diagnosticados con VIH tengan acceso a tratamiento antirretroviral y 90 % alcance la supresión viral o su carga del virus sea indetectable.


A propósito del Día Mundial de la Lucha contra el VIH/Sida, la Sociedad Venezolana de Infectología cuestionó, mediante un comunicado, el hermetismo del Estado venezolano e hizo un llamado de alerta sobre las "interrupciones prologadas” de los tratamientos antirretrovirales y medicinas para atender infecciones oportunistas por el desabastecimiento, así como también la ausencia de pruebas de seguimiento y control, como carga viral y CD4. “Esta realidad nos aleja cada vez más de la meta para el año 2020, reflejada en el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida", refiere el documento.

Pese a la ausencia de datos, el panorama de la epidemia de VIH en Venezuela no es alentador. ONUSida estimaba que 59 % de los venezolanos que tenía VIH para el año 2016 (71.210 pacientes de 120.000) recibía antirretrovirales, apenas 7 % tenía su carga viral indetectable. Diferentes ONG denunciaron que desde el año 2008 comenzó a acentuarse la escasez de antirretrovirales en el país y que su ausencia se agudizó con más intensidad a partir de 2017 cuando el Ministerio de Salud dejó de suministrar los tratamientos. Desde ese momento, los pacientes dependían de donaciones y del aporte de la cooperación que brinda la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

El Programa Nacional de VIH/Sida del Ministerio de Salud registró que, para el año pasado, 87 % de 79.467 pacientes registrados en el plan de salud no recibió 25 de las 29 presentaciones de antirretrovirales que el Estado está obligado a otorgar gratuitamente, según datos que el país suministró a la OPS. Las ONG, que conforman la Red Venezolana de Gente Positiva, estiman que cerca de 3.000 pacientes fallecieron por falta de medicinas, lo que describe, para los activistas de derechos humanos, la "crisis humanitaria compleja" en la que, afirman, está inmersa Venezuela, especialmente por la situación económica y sociopolítica.


Las autoridades de salud tampoco han reforzado su capacidad para la detección de casos de VIH. El Ministerio de Salud reportó que desde el año 2013 ha tenido dificultades en los laboratorios públicos para realizar prueba de Elisa de tercera y cuarta generación, CD4, carga viral y Western Blot por falta de insumos y reactivos, fallas que se acentuaron por el déficit presupuestario.

La epidemia de VIH comenzó en Venezuela en 1982. Desde ese año y hasta 2016, el país acumuló 154.046 casos diagnosticados por el virus y, hasta 2015, se contabilizaban un total de 35.400 muertes relacionadas con Sida. Solo entre 2007 y 2016, en el país se produjeron 82.469 casos nuevos con VIH y 19.047 fallecimientos entre 2006 y 2015. Estos datos, algunos sometidos a procesos de validación, fueron ofrecidos durante las reuniones que las autoridades del Ministerio de Salud sostuvieron con representantes de la OPS y ONUSida, que culminaron con la aprobación del Plan Maestro para la atención mediante cooperación técnica internacional del VIH, la tuberculosis y la malaria.

La falta tratamientos obligó a la ONG Acción Solidaria a introducir una solicitud de medidas cautelares ante la Comisión de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos (Cidh – OEA) el pasado mes de febrero. En octubre, la instancia aprobó el amparo para 43 pacientes con VIH que manifestaron tener hasta más de un año sin recibir terapia antirretroviral. A partir de esa decisión, las ONG solicitan al Estado cumplir con la medida.

Hasta ahora, el acceso a medicinas y pruebas de control y seguimiento depende de la aprobación de un presupuesto de más de 100 millones de dólares, asentado en el Plan Maestro, que deberá invertirse en tres años para la atención del VIH/Sida. Acción Solidaria aseguró que el Fondo Global para la Lucha contra VIH, Tuberculosis y Malaria aprobó 5 millones de dólares de los 33,7 millones con los que debe contarse para cubrir el primer año de ejecución de la estrategia. Aún no se sabe cuándo esos recursos serán transferidos al Estado venezolano.

El informe reciente de ONUSida apuntó que 19,4 millones en el mundo, que viven con VIH, aún no tienen carga viral indetectable, mientras que 9,4 millones aún no están conscientes que tienen la infección. Señaló la organización que 21,7 millones de seropositivos tenían acceso antirretroviral, 4 millones más en comparación con el año 2015

Fuente: El pitazo Venezuela no envió datos sobre lucha contra el VIH a ONUSida

logo Fundación SIDA Región Táchira

DIRECCIÓN

Av. Ferrero Tamayo. Urbanización la Blanca, calle la Pomarrosa, Numero 51-14. 
San Cristóbal, Estado Táchira, Venezuela 

TELÉFONOS

0276-3447437

© 2018. Fundación SIDA Región Táchira. Venezuela.
RIF: J-300494444-6.

Diseño LTCSTUDIO y desarrollo ICONOScs